miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz año del cambio

Feliz año del cambio


Las palabras vuelan en grandes bandadas en estos días como mensajeros cargados de buenos deseos recíprocos a hacer efectivos a partir del 1 de Enero del 2015. Yo también me voy a  sumar a esa anual oleada de solidaridad afectiva, gratuita pero sincera más allá de las inevitables hipocresías sociales. Sólo que ese estado de felicidad general al que manifestamos aspirar, de forma tan abundante, no será producto de la casualidad ni regalo de dioses, reyes o tribunos, sino el fruto de nuestras acciones, de nuestras relaciones, de nuestra capacidad de conservar y generar afectos individuales y colectivos y sobre todo de nuestra voluntad y acierto para cambiar el escenario, el guión, el director y los protagonistas de la Crisis.